Cuatro mil años antes de nuestra era, en la zona fértil del Asia Menor y en el ángulo nordeste de África, las antiguas aldeas neolíticas vieron un considerable crecimiento de la población y la transformación de las pequeñas aldeas de cultivadores en poblaciones mejor organizadas que construyeron verdaderas ciudades, los centros en los que se establecieron los primeros estados tribales, creadores de civilizaciones de notable desarrollo como la egipcia o la de Mesopotamia.

Mesopotamia, significa "tierra entre ríos", en ella florecieron las primeras civilizaciones humanas a lo largo de los ríos Tigris y Eufrates. Miles de años después ese territorio encontramos actualmente parte de Siria, Turquía y casi todo Irak, un lugar donde actualmente los ecos de la guerra amenazan los vestigios de una historia milenaria.

Está rodeada al nordeste por los montes de Anatolia y los Zagros de Irán, y al oeste por el desierto árabe. Los ríos que la delimitan nacen en las montañas Antitauro, en el Asia Menor, y cerca de su desembocadura en el golfo Pérsico forman un único curso fluvial llamado Shat-al-Arab.

 


Las excavaciones arqueológicas, que comenzaron en el siglo XIX, revelan la existencia de asentamientos humanos en Mesopotamia a partir del 10.000 a.C. La presencia del hombre en épocas tan remotas demuestra que las características geográficas y climáticas eran favorables para que sus habitantes dejaran la vida nómada, basada en la caza y la recolección, por el sedentarismo, apoyado en la agricultura.

 

Esta región era sumamente fértil ya que aprovecharon la cercanía de los ríos en beneficio del cultivo. Otras civilizaciones como la egipcia y la del valle del Indo también se encontraban cerca de importantes cuerpos de agua.

 

Pero a diferencia del Nilo, el Tigris y el Éufrates se desbordaban con gran violencia, lo que los obligó a crear un sistema de canales y diques para encauzar el agua. Incluso construyeron grandes represas para almacenarla, desde donde era conducida por una red de canales hacia los campos de cultivo, en los que plantaban trigo, palmeras de dátiles, higueras, vid, sésamo, granadas y olivos. Además, criaban cerdos, asnos, bovinos y cabras.

 

En esta región se desarrollaron diferentes pueblos -sumerio, acadio, asirio y babilónico, principalmente-, que fueron adoptando los adelantos de sus predecesores. 

 

 

Las condiciones territoriales y climáticas no son uniformes, está distribuida en dos regiones: al norte, la alta Mesopotamia, de llanuras altas, montañosas y frías, donde se instalaron los asirios y acadios; y al sur, la baja Mesopotamia, formada por llanuras fértiles de clima cálido que fueron habitadas por sumerios y babilónicos.

 

PRIMEROS ESTADOS MESOPOTÁMICOS

 

Los Súmeros

 

Hacia el 4000 a.c., algunos pueblos de agricultores procedentes de Turkestan ocuparon las tierras bajas de la Mesopotamia; estos grupos, los Súmeros, dieron lugar a la primera gran cultura de la región.

 

Los Súmeros construyeron los primeros templos y palacios de ladrillo, por lo que este material caracterizó la arquitectura de Mesopotamia. Fueron los inventores de la escritura cuneiforme debido a la necesidad de registrar sus negociaciones comerciales con otras regiones distantes, pero no se sabe qué lengua hablaban. Hubo grandes artesanos sobre todo en el trabajo de los metales. Los sumerios hicieron sellos cilíndricos con diseños decorativos para identificar sus tablillas de arcilla, cerámica y ladrillos.

Los territorios sumerios se dividieron en ciudades: Eridú fue un importante centro religioso, Ur una de las ciudades más grandes de la región, Uruk una de las más poderosas y Lagash fue conocida por sus continuos conflictos con las ciudades vecinas. Enlil era uno de los dioses y fue considerado como "el rey del territorio". Las ciudades estaban amuralladas para protegerse de sus vecinos porque no tenían fronteras naturales que los resguardaran.

Organización política

El rey o emperador era la autoridad máxima, su poder era absoluto, hereditario y de carácter divino; pero no era considerado un dios como entre los egipcios, sino un intermediario entre los dioses y sus súbditos. Por lo tanto, era el primer sacerdote y quien administraba el Estado y dirigía el ejército. En las decisiones importantes era asesorado por un grupo cercano de sacerdotes.

Organización Económica

”El control económico de las ciudades-estado estaba en manos del Patesi, el señor, que administraba por medio de funcionarios del templo (sacerdotes). Era en torno al templo, donde se concentraban los intercambios comerciales, además de ser el lugar donde se realizaban las ceremonias religiosas. Las principales actividades económicas eran:

La Agricultura: la llanura formada por los ríos Tigris y Eufrates, era una tierra fértil, gracias a las bondades de la naturaleza y al trabajo colectivo y organizado de los sumerios en obras de regadío. De esta forma, la principal actividad económica era la agricultura, orientada especialmente al cultivo de cereales como cebada, sésamo, trigo y centeno; legumbres y frutas.

La ganadería: era una actividad complementaria con la agricultura. Eran característicos de la zona los rebaños de cabras, cerdos y ovejas.

La artesanía: también los sumerios demostraron ser hábiles para realizar labores artesanales como tejidos, curtiembre de pieles, elaboración de objetos de madera, metal y cerámica.
El Comercio: los sumerios mantenían un activo intercambio con otras culturas como Egipto y la India, para abastecerse de una serie de materias primas que no abundaban o existían en la zona. Éstas eran, por ejemplo, utilizadas en los talleres artesanales.

Las creencias religiosas

Los sumerios eran politeístas, adoraban a varios dioses, pero entre ellos se destacaban dos poderosas trinidades:

a) Anu (el cielo), Enlil (la tierra) y Ea (el agua).
b) Sin (la luna), Shamash (el sol) y Isthar (Venus)”.

(Tomado de www.solucionesescolares.cl/social/huniversal/sumerios.htm)

Los acadios

Hacia el 3000 a.c., uno de los primeros grupos semitas, el de los acadios, llegó a mesopotamia para situarse en la parte norte de Caldea, fundó ciudades estados como Agadi, Mari, Kix y Lagax, donde desarrollo su propia cultura. Al poco tiempo entraron en pugna con los Súmeros, con los que se alternaron el dominio de la región hasta que al final lograron imponerse.

Pese a la lucha entre Súmeros y acadios el rey Sargón consolidó bajo su mando la unidad caldea. Bajo el gobierno de Sargón se hicieron grandes estatuas y los sellos cilíndricos tuvieron mucho auge. Utilizaron la escritura cuneiforme de los sumerios, la cual adaptaron a su propia lengua.

Otro grupo semita, procedente del alto Éufrates, el amorrita, invadió a mesopotamia en el 2237; derrotando a la ciudad de Ur e impusieron su dominio en todo el país. La zona de Sumeria y de Acadia fue conocida como Babilonia y al territorio al norte de Mesopotamia se le llamó Asiria. Hammurabi fue el gobernante que condujo a Babilonia a su grandeza; redactó una serie de leyes que se conocen como el código de Hammurabi, que contenía normas muy severas; y que es el código de leyes más antiguo en la historia de la humanidad.

A partir de 1175 los Kasitas, elamitas y asirios se disputaron el control de las tierras; finalmente en el 731 a.c, el rey asirio Teglath Phalasar III se impuso y mantuvo bajo la dominación Asiria a caldea. Anexaron muchos más pueblos al Imperio y con el tiempo llegan a extenderse hasta Egipto y Canaán. Fundaron la ciudad de Níniveh como capital.

Sin embargo El imperio asirio, por sus características, basado en el terror y la violencia y, además, cobrador de altos tributos, no podía durar. Entre los pueblos reprimidos empezó a crecer el odio y la oposición. El rey de la ciudad de Babilonia se unió con el pueblo indoeuropeo de los medos, quienes desde la meseta de Irán ingresaron a Asiria. En el año 612 a.C. cayó la capital, Nínive; sus lujosos palacios y templos fueron incendiados. Sardanápalo, el último rey de Asiria, se lanzó a las llamas.

 

En el año 539 a de C. sobreviene la invasión de los persas, cuyo dominio perduró hasta 330 a. de c. Posteriormente la región fue conquistada por los griegos, luego por los romanos y finalmente quedó en manos de los musulmanes.

 

 

Nuevo imperio Caldeo

La época más brillante de la historia caldea, conocida como Nuevo Imperio ocurrió entre los años 609 y 539 a.c y los principales responsables de ese esplendor fueron Nabopolasar y su hijo Nabucodonosor. El primero consolidó el imperio combatiendo a los asirios y egipcios.  Nabuconosor venció a los egipcios y los persiguió hasta el delta del nilo; se impuso a Siria, palestina, Fenicia, y logró invadir Egipto, pero pronto regresó a Babilonia para gobernar hábilmente su reino.  A su muerte sus sucesores, en el año 562 a. C., incapacitados para mantener el control, contemplaron la decadencia de caldea, hasta el 539 a.c., cuando Ciro capturó la región e impuso la dominación persa en ella.

 

LEGADO DE LOS PUEBLOS DE MESOPOTAMIA

Algunas de las creaciones que les debemos a las civilizaciones que habitaron Mesopotamia son la moneda, la rueda, las primeras nociones de astrología y astronomía, el desarrollo del sistema sexagesimal y el primer código de leyes, escrito por el rey Hammurabi. También idearon el sistema postal o de correo, la irrigación artificial, el arado, el bote a vela, los arreos para los animales y desarrollaron la metalurgia del cobre y el bronce.

Este amplio legado cultural fue la base de las civilizaciones siguientes, Grecia y Roma, y también de lo que somos hoy en día.

 

ACTIVIDADES

 

 

   hugonavarro13@hotmail.com

 

http://icarito.tercera.cl/icarito/2001/822/
http://www.solucionesescolares.cl/social/huniversal/sumerios.htm
http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/proyectos/historia_escritura/ses2mesopo.htm